Psicología

En Clínica Quiles utilizamos un enfoque integrativo que nos permite abordar las diferentes problemáticas utilizando las técnicas psicológicas más eficaces. A nuestra experiencia, sumamos los últimos avances de la Psicología, por lo que solo utilizamos técnicas para las que se ha comprobado su eficacia desde el punto de vista científico. De esta forma podemos beneficiarnos de las últimas novedades en Psicología y aplicar técnicas realmente útiles que te ayudarán a resolver tu problema con mayor rapidez.

¿Qué ofrecemos en el Centro Quiles?

 

En nuestro centro aplicamos terapias fundamentalmente prácticas y validadas por estudios científicos, que van dirigidas a solucionar, con la mayor brevedad posible, aquellas problemáticas con las que acude el paciente a consulta. Cuando el paciente viene a consulta por primera vez, el Psicólogo le explica la forma de trabajo y recoge información acerca de su vida y del problema que desea solucionar mediante la entrevista clínica.

 

A lo largo de la terapia, el paciente aprenderá técnicas y herramientas que utilizará en su día a día para modificar pensamientos y comportamientos, cambiando así la forma de percibir, interpretar y solucionar los problemas.

 

Las sesiones tendrán una duración de cincuenta minutos y al comienzo del tratamiento, suele ser recomendable acudir a terapia de manera semanal o quincenal. Una vez el paciente empieza a mejorar, las sesiones se van distanciando en el tiempo, para que éste no dependa de la terapia. Es importante señalar que tal y como exige el Código Deontológico del Psicólogo, existe una absoluta confidencialidad terapeuta - paciente.

 

A continuación te explicamos brevemente los distintos tipos de terapias que aplicamos en nuestra Clínica. Si deseas saber más o tienes alguna duda, contacta con nosotros y nuestros profesionales te responderán a la brevedad.

 

Su objetivo es solucionar los conflictos y las crisis que pueden producirse a lo largo de la vida de una pareja por problemas de comunicación, miedo al compromiso, dependencia emocional o celos. En estos casos, empleamos diferentes técnicas para mediar entre los miembros de la pareja, ayudándoles a descubrir la causa del problema, y dotándoles de herramientas para resolverlo y así no volver a incurrir en los comportamientos que lo originaron.

 

Su objetivo es solucionar los problemas que se crean en el seno de la familia, para mejorar la convivencia. En estos casos, empleamos diferentes técnicas para mediar entre los miembros de la familia, ayudándoles a comprender la causa del problema y promoviendo su solución a través de un estilo de comunicación más asertivo y de comportamientos más funcionales y equilibrados.

 

A través de un espacio en común, los integrantes del grupo exponen y reflexionan juntos para encontrar una solución a sus problemas individuales. En la terapia grupal, el terapeuta ayuda a los miembros del grupo a resolver sus conflictos para encontrar el equilibrio emocional, estimular el crecimiento personal y potenciar sus habilidades sociales por medio del afrontamiento de sus problemas.

 

Muchas veces, los padres no contamos con las herramientas necesarias para hacer frente a los problemas que se presentan en la infancia, desde los trastornos del lenguaje hasta la ansiedad, el acoso escolar, los problemas de conducta y la formación de hábitos. En estos casos, el terapeuta trabaja con los padres y los niños para encontrar soluciones a los problemas de esta etapa de la vida que es fundamental para la formación de la personalidad.

 

En esta grata etapa de la vida, el terapeuta aborda con la pareja las dudas y preocupaciones que pueden provocar todos los cambios vinculados con la gestación y la maternidad, para ayudarles a vivir plenamente este proceso y disfrutar de la llegada de su hijo. Se emplean distintas herramientas para abordar desde la ansiedad durante el embarazo y el miedo al parto hasta la depresión postparto o el duelo por la pérdida de un bebé.

 

En la adolescencia, las relaciones familiares pueden resentirse por la incapacidad para afrontar los cambios que se desarrollan en esta etapa. El terapeuta abordará con los padres y los adolescentes todos los problemas que pueden surgir en esta etapa, desde la baja autoestima, la ansiedad y la depresión hasta los problemas de comportamiento, los conflictos en los centros educativos, los trastornos de la conducta alimentaria y las adicciones.

 

Actualmente, se tiene claro que el estrés, la ansiedad y otros problemas psicológicos se expresan a través de síntomas corporales, ya que existe una unidad de la Mente y el Cuerpo. En este campo, una de las actividades más importantes del terapeuta es la de enseñar al paciente a enfrentar al estrés de manera más eficaz, logrando que los síntomas se atenúen o remitan en patologías como el colon irritable, la fibromialgia, la fatiga crónica, las cefaleas y otras alteraciones psicosomáticas.

 

Empleando diversas herramientas que se enfocan en todos los procesos psicológicos vinculados con la práctica del deporte, el terapeuta propiciará un estado de ánimo óptimo en el deportista, trabajando su motivación y enseñándole a manejar adecuadamente la tensión que suelen generar las competiciones para que su rendimiento sea óptimo.

 

El Coaching es un proceso de descubrimiento en el que el terapeuta acompaña, motiva y alienta a la persona o al grupo (ya que puede también aplicarse en empresas y organizaciones) para que aprendan a conocerse mejor, a plantearse objetivos y a seguir el camino que les conduce a alcanzarlos. También puede emplearse en el campo de la Nutrición para trazar un plan de acción y eliminar las creencias limitantes sobre la alimentación y el estilo de vida, ayudando al paciente a conseguir su peso ideal, aquel que beneficie a su salud y que pueda mantener en el tiempo.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Psicologiacartagena